PN Los Alerces

Rodeado por importantes cordones montañosos, abundante vegetación, lagos cristalinos, arroyos y ríos, el Parque Nacional Los Alerces brinda un espectáculo a los sentidos y es, sin dudas, uno de los tesoros de la Patagonia.  

Fue creado en el año 1937 con el objeto fundamental de proteger los bosques de Lahuán o alerce, un exponente típico de la flora andino-patagónica. El Alerce patagónico o Lahuán (Fitzroya cupressoides ) es un árbol milenario, uno de los más antiguos del planeta. Crecen 1 mm al año y alcanzan una altura de entre 19 y 22 metros. Su madera es pardo rojiza, muy dura y resiste a la putrefacción, por ello se ha utilizado para fabricar vigas, postes y embarcaciones. Las hojas, corteza y resina tienen propiedades medicinales.


Otras especies vegetales que se hacen presente en el parque Nacional son: ciprés de la cordillera, coihues, mañiúes, mutisias de flores anaranjadas, chilcos de flores rojas, virreinas de flores liláceas y liutos de flores amarillas.

En cuanto a la fauna autóctona el Parque mantiene la presencia de pumas, comadrejitas enanas, zorros grises, pudúes, huemules, ratones-topos. Entre las aves, hualas, macacitos, garzas brujas, peuquitos, patos espejo, chimangos, carpinteros de cabeza roja, carpinteros pitío y zorzales patagónicos. También hay un importante muestrario de peces autóctonos como el pejerrey patagónico, el puyén, la peladilla y la trucha criolla, y otros foráneos, como ciertos salmónidos y truchas.

El asombro comienza cuando se accede a la zona de la “Pasarela” en las inmediaciones de la desembocadura del río Arrayanes en el lago Verde, iniciando una caminata de aproximadamente 35 minutos hasta el Puerto Chucao y acompañados por un paisaje imponente. En el puerto se aborda una lancha y se une al grupo un guía de turismo que los acompaña hasta el final del recorrido otra vez en “Chucao” luego de 05,30 horas de haber zarpado. El viaje de ida dura una hora y media, realizándose por el lago Menéndez, y cuando este se divide se toma por el brazo norte, observando en la bifurcación el glaciar “Torrecillas”. Una vez desembarcados, se inicia otra caminata de aproximadamente 2 horas por un sendero de casi 2 kms., abierto en una tupida selva de caña colihue y flora autóctona. En el recorrido se bordea el lago “Cisne” y la cascada del mismo nombre, llegando hasta donde está “EL ABUELO”, el alerce milenario de más de 2.600 años de edad y 57 mts. De altura. Esta excursión, puede ser realizada desde el Puerto Limonao, sobre el lago Futalaufquen, en donde se embarca en horas de la mañana, navegando el Futalaufquen, Río Arrayanes y Lago Verde, para después de un pequeño sendero arribar nuevamente en el Puerto Chucao.

El Parque Nacional Los Alerces es un área protegida de 263.000 hectáreas ubicada en la región cordillerana de la Provincia del Chubut, sobre el límite internacional con la República de Chile. Fue creado en 1937 con el objeto fundamental de proteger los bosques de lahuán o alerce, un exponente típico de la flora andino-patagónica.


Los ambientes del área protegida pueden encuadrarse en las eco-regiones de bosque patagónico y de altos Andes.
En el área se encuentra un complejo sistema lacustre de numerosos ríos, arroyos y espejos de agua, que conforman un sistema en el que se destacan los lagos Menéndez, Rivadavia, Futalaufquen y Krüger, y el río Frey que desagua en la represa hidroeléctrica Futaleufú (embalse Amutui Quimey).

La Villa Futalaufquen, ubicada dentro del Parque, es el lugar donde miles de turistas llegan cada año para trasladarse hacia diferentes rincones de este corredor de los lagos. En la Villa, se encuentra la Intendencia y el Centro de Informes y Museo, allí se puede obtener información y adquirir permisos de pesca. El lugar cuenta con estación de servicio, cabinas telefónicas, restaurante, proveeduría, campings libres, agrestes y organizados, cabañas y hosterías.

Se puede conocer el parque a través de más de veinte senderos peatonales y numerosos caminos vehiculares:

Sendero Cinco Saltos: comienza a 1.500 m pasando Puerto Bustillo, se llega hasta los miradores de los saltos de agua del arroyo Los Pumas. Presenta una dificultad media y la duración es de 3 horas.

Sendero Cerro Alto El Dedal: Comienza a 200 m del centro de informes y termina en un mirador en la cumbre del cerro, desde donde se observa parte del Lago Futalaufquen, Cordón Situación y Valle del Río Desaguadero. Presenta dificultad alta de ascenso y la duración es de 7 horas.

Sendero al Lago Krüger: Comienza en Puerto Limonao y termina en el Lago Krüger, donde está permitido acampar. Presenta dificultad alta y la duración es de 12 horas.

Sendero al arroyo Cascada: Comienza a 200 m del Centro de Informes y realiza un circuito por la ladera este del Cordón Situación, pasando por varios miradores. Presenta dificultad media y la duración es de 4 horas.

Senderos de inscripción obligatoria en Seccionales de Guardaparques Arrayanes o Lago Verde:

Sendero a la Laguna Escondida: Comienza frente a la seccional de guardaparques Arrayanes y culmina en la Laguna Escondida. Presenta dificultad media y su duración es 3 horas..

Sendero al Cerro Alto el Petiso: Comienza desde Pto. Mermoud, a orillas del Lago Verde y llega hasta la cumbre del cerro. Presenta dificultad media y su duración es de 6 horas.

Senderos que no requieren inscripción:

Pinturas Rupestres: Se encuentra a 1.200 m del Centro de Informes. Presenta dificultad baja y su duración es de 30 minutos.

Puerto Limonao: Comienza a 650 m del Centro de Informes, realizando un trayecto de 4 km por el bosque, entre el Lago Futalaufquen y la ruta. Presenta dificultad baja y su duración es de 2 horas.

Excursiones lacustres: Se puede contratar una excursión lacustre que sale desde Puerto Limonao (a 4 km de la Intendencia) y parte hacia Lago Krüger y a Puerto Mermoud. En este, se desciende para caminar un corto trecho hasta Puerto Chucao, donde se toma otra embarcación que recorre el Lago Menéndez, bordea la Isla Grande y posteriormente se puede apreciar al Glaciar Torrecillas. Luego se llega a Puerto Sagrario, en el Brazo Norte del mismo lago, donde, a través de un circuito de dificultad media-baja, de 1 hora y media de duración, se puede ver el "Alerzal".
También se puede acceder a Puerto Chucao cruzando la pasarela del río Arrayanes, para recorrer un sendero interpretativo de 1.500 m, en el que se encuentran alerces añosos.